SEDACIÓN

Y TRATAMIENTOS SIN DOLOR

Sedación intravenosa

La sedación intravenosa es eficaz para eliminar la ansiedad y el miedo que puede causar un tratamiento dental.

Es especialmente práctica cuando se trata de largas intervenciones que implican estar mucho tiempo en una misma posición.

La gran ventaja de la sedación es que con ella se elimina la reacción al estrés y el dolor y que se trata de una técnica segura consiste en la administración de analgésicos y ansiolíticos al paciente para que no le duela nada a pesar de estar despierto y consciente en todo momento.

Los efectos de la sedación duran lo mismo que el tratamiento o intervención. Es un procedimiento muy recomendado para personas que sienten miedo-ansiedad en los tratamientos dentales o que padecen algún problema cardíaco.

Por supuesto, aprender a controlar el cuerpo para mejorar la salud tanto física como mental es el objetivo del biofeedback o bioretroalimentación.

PIDE CITA TE LLAMAMOS